5 elementos que los proveedores de servicios para la ciberseguridad en la era digital

En la era digital, la ciberseguridad se ha convertido en un componente fundamental para los proveedores de servicios de telecomunicaciones. Con el aumento de amenazas en línea, es esencial que estos proveedores equipen sus servicios con robustas medidas de seguridad para proteger a los usuarios. 

A continuación, exploraremos cinco elementos clave que todo proveedor de servicios de telecomunicaciones debe incorporar en su oferta de ciberseguridad.

La nube como facilitador de servicios digitales

La nube está impulsando la transformación digital al modernizar los sistemas de TI de los proveedores de servicios, así como los sistemas operativos y de soporte empresarial (OSS/BSS), para ofrecer atractivos servicios y casos de uso 5G, transformar la experiencia del cliente y optimizar operaciones integrales. 

Los resultados garantizados sin riesgos son fundamentales en esta estrategia. Los proveedores de servicios que conocen la nube aprovechan toda la gama de plataformas disponibles —virtualizadas, nube pública, software como servicio (SaaS) y contenedores— para potenciar su éxito digital. Esto significa elegir el entorno de nube adecuado, en el momento correcto y por las razones correctas, siendo crítica la resiliencia de estos entornos.

Ciberseguridad como catalizador en la nube

La gestión de riesgos, la resiliencia cibernética y el cumplimiento son cruciales para el éxito a largo plazo de los proveedores de servicios. La ciberseguridad protege la confianza del cliente, impulsa el valor para los accionistas y fortalece la capacidad de cumplir con regulaciones de mercado exigentes y cambiantes. 

Evolucionar digitalmente con la nube no se trata solo de mantener la seguridad, la resiliencia y el cumplimiento, sino de aprovechar la oportunidad para implementar estas medidas de manera más efectiva y eficiente, agregando valor adicional al negocio. Integrar y alinear la estrategia de ciberseguridad con la estrategia digital de la organización es clave para este éxito.

Te puede interesar: ¿Qué es un proveedor de Servicios Móviles y para qué sirve?

Desafíos actuales de la seguridad en la nube

La ciberseguridad debe ahora abordar no solo entornos heredados sino también bases de datos en la nube, interfaces web, entornos de desarrollo ágil, redes de distribución de contenidos, implementaciones en el borde, OSS/BSS, servicios de TI y APIs expuestas. 

La gestión de la seguridad en estos entornos a menudo resulta fragmentada debido a decisiones independientes sobre herramientas de seguridad, lo que conduce a políticas de seguridad inconsistentes y a un uso ineficiente de recursos. Esto, a su vez, puede generar brechas de seguridad y configuraciones incorrectas, aumentando el riesgo de incidentes y el costo de las violaciones de datos.

desafios en la nube

Enfoque estratégico en la seguridad de la nube para proveedores de servicios

Los proveedores de servicios están aprovechando la nube para transformar sus sistemas operativos y de negocio, ofreciendo servicios 5G y mejorando la experiencia del cliente. Adoptar la nube adecuada en el momento oportuno es crucial para su éxito, y mantener seguros estos entornos es esencial.

Unificar la seguridad a través de las nubes

La política de seguridad, definida por la organización y a menudo prescrita por reguladores, debe implementarse de manera adaptable, pero consistente, sin importar el entorno de nube en el que residan las aplicaciones o los datos. La seguridad debe aplicarse uniformemente en todos los entornos. 

Las ofertas de seguridad estandarizadas que abstraen la plataforma de nube subyacente permiten la implementación de esta política de seguridad de manera universal.

Un Centro de Excelencia en la Nube (CCoE) es una práctica recomendada para lograr esta alineación entre equipos, lo que permite una implementación independiente y distribuida.

 Esto no solo asegura una política de seguridad consistente, sino que también mejora la experiencia del usuario y facilita iniciativas digitales colaborativas y la innovación, aprovechando al máximo la experiencia en nube y seguridad, que a menudo es difícil de obtener y retener.

Maximizar la libertad

La seguridad en la nube debe ser consistente sin restringir los modelos de entrega. Los equipos internos y los clientes buscan flexibilidad para elegir la plataforma o el modelo de entrega que mejor se adapte a sus necesidades específicas, que puede variar significativamente según la iniciativa digital o incluso la fase de cualquier iniciativa particular.

Mantener la consistencia a pesar de las necesidades de entrega variables es clave para optimizar los costos mientras se continua ofreciendo la libertad que demandan los equipos internos y los clientes.

Minimizar la fricción

La nube se trata de velocidad y agilidad, y los equipos de ciberseguridad no deben ralentizar ni obstaculizar el negocio; de hecho, su objetivo es acelerar las iniciativas digitales. Esto se logra haciendo de la seguridad una parte integral de los flujos de trabajo modernos y automatizados de hoy en día. 

La integración y automatización de la seguridad son fundamentales para minimizar las fricciones y simplificar la integración y gestión de la seguridad, cambiando de una postura reactiva a una proactiva, simplificando el cumplimiento y reduciendo procesos manuales y costosos.

Adoptar un enfoque de plataforma de ciberseguridad

La implementación de un enfoque de plataforma colaborativa, que converge múltiples dominios de seguridad hacia herramientas integradas, reduce la complejidad y aumenta la eficiencia operativa. 

Es clave integrar consolas, colaborar entre dominios de seguridad y reutilizar componentes. Buscar plataformas que admitan un ecosistema abierto de socios tecnológicos integrados es esencial para mantener el valor de un enfoque de seguridad integrado y convergente.

También te puede interesar: 4 Tendencias en los proveedores de servicios OMV

Hacer de la seguridad en la nube un activo comercial central

La ciberseguridad debe ser parte central de las iniciativas estratégicas de negocio y no solo una medida de gestión de riesgos. Es un activo valioso que el mercado y los reguladores evalúan constantemente.

Aprovechar cada paso anterior para crear ofertas de seguridad en la nube estandarizadas facilita la entrega de servicios con márgenes más altos y la capacidad de vender servicios adicionales de forma sencilla.

Este enfoque estratégico no solo simplifica la seguridad, sino que también mitiga los riesgos antes de que ocurran incidentes, simplifica el cumplimiento y reduce los procesos manuales que consumen tiempo.

Conclusión

En resumen, los proveedores de servicios de telecomunicaciones desempeñan un papel vital en la protección de la infraestructura digital y la información del usuario. Implementar estos cinco elementos no solo mejorará la seguridad de sus servicios, sino que también reforzará la confianza del cliente en su capacidad para proteger sus datos en un mundo cada vez más conectado.